inicio contenido blog

Reparar daños en placas de pladur

Si bien el pladur es un material mucho más resistente de lo que algunos creen, lo cierto es que no está exento de sufrir golpes o rajaduras. Por suerte, arreglarlos no es difícil.

Para las rajaduras el proceso es especialmente sencillo. En primer lugar, hay que raspar la superficie para eliminar restos salientes de material dañado. Luego, se aplica una masilla de sellado especial y se brinda una terminación con emplastecedor normal.

En caso de haberse producido una perforación, habrá que retirar el pedazo de placa que se haya dañado. Con una sierra de calar, se corta alrededor de la zona afectada y se coloca en su lugar un trozo idéntico pero nuevo. Para asegurar la adherencia del nuevo trozo a la placa, es recomendable colocar un pedazo de madera por detrás que sirva de base para el fragmento injertado. Por último, se aplica masilla o pasta tapajuntas para disimular la unión de las placas.

Debes procurar que el fragmento de placa a instalar sea de dimensiones idénticas a las del fragmento extraido. El trozo a reemplazar debe ser cuadrado, para permitir tomar medidas de la manera más fácil posible.

Mas noticias sobre: Pladur

Etiquetas:

Deja un comentario

fin contenido blog blackberry