inicio contenido blog

Las posibilidades decorativas del pladur

Uno de los factores que generan más desconfianza entre quienes nunca realizaron un montaje de pladur es su supuesta falta de versatilidad en términos estéticos. La mayoría de las veces vemos las placas instaladas en su color blanco natural, pero esto no quiere decir que no puedan pintarse ni decorarse. De hecho, presentan grandes posibilidades en esta área.


El pladur no sólo es bueno para aislar techos y paredes o trazar redes eléctricas. De hecho, las placas son tan fáciles de cortar que permiten crear a partir de ellas toda clase de formas geométricas. Con pladur se pueden construir no sólo tabiques y techos, sino también estanterías, librerías, mesitas de tevé y prácticamente todo lo que imaginemos. Es posible usar pladur como elemento meramente decorativo, para construir ménsulas, arcos y cabeceros.

Pero incluso sin ir tan lejos podemos decorar placas de pladur montadas en construcciones más comunes. Recordemos que el pladur ofrece un revestimiento de celulosa, y el papel es muy fácil de pintar, especialmente en superficies lisas como las del pladur. Las únicas complicaciones pueden aparecer cuando la superficie se encuentra desgastada por el paso del tiempo, o presenta fisuras, o ya se le había aplicado una capa de pintura. En este último caso es necesario retirar la capa de pintura y luego homogeneizar la superficie, una tarea que sabrán realizar empresas de pladur altamente capacitadas en este tipo de tareas.

Mas noticias sobre: Pladur

Deja un comentario

fin contenido blog blackberry